10 aplicaciones de inteligencia artificial que ya usas (y quizás no lo sepas)

 

1 - Asistentes virtuales

Algunos los conoceréis. Se llaman Siri (Apple), Alexa (Amazon), Cortana (Microsoft), Google Now, etc. Muy amables y siempre disponibles, responden a nuestros comandos de voz para recordarnos una cita, buscar en la web, enviar un mensaje de texto o contestar una llamada telefónica. "Recuérdame llamar a María cuando llegue a la oficina", "añadir los tomates a la lista de la compra", "indícame cómo llegar a la estación", son solo algunas de las solicitudes que podemos hacerle a nuestros ayudantes invisibles.

Este software utiliza algoritmos de inteligencia artificial para el reconocimiento de voz, pero también aprenden con el tiempo nuestros hábitos y preferencias para así poder satisfacer mejor nuestras exigencias o necesidades.

 

2 - Videojuegos

Los videojuegos son una de las aplicaciones más extendidas de la inteligencia artificial. Los algoritmos de IA permiten que personajes, entornos o historias evolucionen de acuerdo con el comportamiento del jugador, creando situaciones que son siempre nuevas e impredecibles.

Entre los juegos que hacen un uso extensivo de la inteligencia artificial, los oponentes virtuales de un jugador en una partida tienen importantes ventajas sobre los jugadores humanos, como la capacidad de realizar múltiples tareas y reaccionar con una velocidad inhumana. De hecho, en algunos juegos, los diseñadores de IA han tenido que reducir deliberadamente la capacidad de una IA para mejorar la experiencia de los jugadores de carne y hueso.            

 

 

3 - Atención al cliente

Muchos servicios online hoy en día usan sistemas automatizados para administrar chats de atención al cliente. Estas aplicaciones, llamadas chatbots, se basan en sistemas de inteligencia artificial evolucionados que entienden lo que el cliente les pregunta, cuál es su problema y les proporcionan la respuesta más adecuada.

El verdadero desafío para estos sistemas, así como para los asistentes virtuales, es comprender el lenguaje natural del humano que se encuentra frente al dispositivo.

 

 

 

4 - Seguridad pública

Nuestras ciudades, aeropuertos y estaciones están controladas por miles de cámaras. Estas imágenes son examinadas en tiempo real por operadores humanos ayudados por un software potente que puede reconocer no tanto las caras sospechosas como los patrones de comportamiento que pueden ser una señal de alarma.

Con la capacitación adecuada, estos programas, que pueden procesar miles de imágenes por segundo al mismo tiempo, pueden ver si alguien deja una maleta en un aeropuerto, si lleva un arma encima o si vaga sospechosamente cerca de una escuela.

 

5 - Previsión de las compras

Los grandes nombres del comercio electrónico internacional podrían aumentar aún más sus ya lucrativas ganancias si pudieran predecir las necesidades de los consumidores. Varias empresas, incluida cómo no Amazon, están trabajando en algoritmos de inteligencia artificial que entienden lo que necesitaremos en el futuro antes de que nos demos cuenta nosotros mismos.

Si compramos un best seller de ficción cada mes, es probable que estemos interesados en uno nuevo que salga al siguiente mes. Entonces, ¿por qué no proponer una vista previa, tal vez a un precio reducido?

Amazon, que vende prácticamente de todo, desde productos electrónicos hasta alimentos, tiene una gran cantidad de datos sobre los gustos y patrones de consumo de sus clientes: una base excelente para permitir que los cerebros electrónicos procesen y adivinen nuestras necesidades.

 

 

6 - Prevención del fraude

Aunque no nos demos cuenta, somos gente de costumbres, incluso en nuestras compras o adquisiciones. Frecuentamos más o menos las mismas tiendas y gastamos más o menos lo mismo. Si hacemos algo muy diferente de lo habitual, el sistema bancario lo nota. Y eso es muy importante para nuestra seguridad, ya que este tipo de vigilancia se usa para prevenir fraudes contra nosotros, como por ejemplo, el uso indebido de nuestra tarjeta de crédito.

Si acabamos de hacer una compra con la tarjeta en el supermercado debajo de casa y después de 10 minutos nos llega un extracto de una tienda de otro continente, probablemente tengamos que preocuparnos. Los sistemas de IA que monitorean el mundo de las transacciones bancarias están entrenados para advertir todas estas inconsistencias e informarlas a los bancos que intervienen para evitar ser engañados.

 

7 - Servicios financieros

La IA está ayudando a observar los patrones y comportamientos de los usuarios y consecuentemente está ayudando a mejorar la toma de decisiones de los bancos, aseguradoras e inversores en diferentes áreas.

Puede rastrear la satisfacción del cliente y analizar sus actividades para detectar un posible cierre de la cuenta antes de que ocurra. También puede comprobar los hábitos de gasto y el comportamiento del cliente para ofrecer asesoramiento financiero personalizado. Estos algoritmos pueden identificar tendencias de manera más eficiente que los humanos y reaccionar en tiempo real

 

 

8 - Casas inteligentes

Una de las aplicaciones más interesantes de la inteligencia artificial se refiere a la domótica. Son todos aquellos sistemas que manejan los ambientes del hogar en términos como la temperatura, iluminación o sonido, siempre según nuestros hábitos y preferencias.

Existen termostatos como Google Nest que son capaces de entender cuánta gente hay en una habitación y compañías eléctricas que optimizan el funcionamiento de los electrodomésticos para aprovechar las mejores tarifas energéticas. También hay persianas eléctricas conectadas a nuestro smart phone que se cierran cuando salimos de casa y se abren de nuevo cuando regresamos. Aquí el único límite es la imaginación.

 

9 - Sanidad

La inteligencia artificial también está presente en el sector sanitario y es capaz de diagnosticar enfermedades tan bien como los médicos pero en mucho menos tiempo. Los algoritmos pueden ayudar a los médicos a evaluar a los pacientes y sus riesgos para la salud con un 95% de eficacia. Ayuda a conocer los efectos secundarios que pueden tener varios medicamentos.

La IA también puede utilizarse para simular el funcionamiento cerebral y, por lo tanto, resulta muy útil en el diagnóstico y tratamiento de problemas neurológicos. Como en el caso de cualquier otro campo, las tareas repetitivas o que consumen mucho tiempo pueden ser manejadas a través de la aplicación de la inteligencia artificial.

 

 

10 - Sistemas de recomendación

El punto fuerte de los sistemas de inteligencia artificial es aprender con la experiencia. Por ejemplo, pueden aprender lo que nos gusta ver en la televisión, lo que normalmente escuchamos en la radio o lo que pedimos en un restaurante. Una vez que descubren nuestros gustos, los algoritmos de IA pueden darnos sugerencias de consumo y compra online, después de haber analizado y recopilado un sinfín de registros del material que ya has visto, escuchado o consumido.

¿Quién los usa? Prácticamente todos: Netflix para recomendar películas; Spotify para ofrecernos música; incluso Facebook: el algoritmo que elige qué publicación mostrarnos se basa en la experiencia a través de un motor de inteligencia artificial.

 

 

 

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Héctor Alemany

Communications Coordinator

Licenciado en periodismo, Héctor tiene una amplia experiencia en su campo, donde ha trabajado para gabinetes de prensa y medios de comunicación locales e internacionales durante más de 15 años.

Ser una persona muy curiosa y la pasión por viajar me han convertido en la persona que soy. Trabajar en el departamento de comunicación de una empresa tecnológica enfocada al sector hotelero no puede ser más gratificante.

Linkedin

Ver todas las noticias