RB Kidz Tour en nuestras oficinas de Palma

 

El pasado viernes tuvimos una visita muy pero que muy especial, y es que las puertas de nuestras oficinas centrales de Palma estuvieron abiertas para 16 niños, todos ellos hijos de empleados de Roiback.

La diversión empezó nada más entraron por la puerta. Les dimos la bienvenida con una acreditación donde aparecían sus nombres, así los compañeros de sus padres podían identificarles. Aunque algunos lo hacían muy tímidamente, ninguno olvidó cogerla y ponérsela.

El photocall les esperaba con globos y música de Disney. Solo hacía falta mirar a la cámara y decir: cheeese!! La felicidad de los niños y de sus padres quedó plasmada en cada instantánea que la cámara captó.

Después vino la parte más especial… ¡Los peques pudieron conocer el lugar donde trabajan sus padres! Cada familiar hizo un mini tour por la oficina con sus respectivos hijos. Primero de todo les enseñamos la herramienta con la que trabajamos en el escritorio cada día, el ordenador. Algunos de ellos se quedaron jugando con él y fue difícil sacarles de ahí. Posteriormente les enseñamos el resto de la oficina, la cocina, los servicios y las salas de reuniones.

En la sala Mallorca, los pequeños tuvieron tiempo de conocerse, aunque para qué mentir, los que más les gustó cuando entraron por la puerta fueron todas las patatillas, gominolas y zumos que había en la mesa. El tour finalizó con una actividad interactiva donde Rubén Gómez, Frotend Developer, les dio la oportunidad de participar en la creación de un sitio web. Cada uno de ellos pudo elegir su color preferido para que después saliera en la web. Fue una actividad dinámica y animada, donde el objetivo principal era que los pequeños comprendieran un poco más sobre el trabajo que hacen sus padres junto al resto del equipo. Algunos de ellos eran más pequeños y sí que les costó comprender las funciones del trabajo, pero para eso estaban allí sus padres, aunque también para controlarles con la comida, porque cuando acabó “la clase”, apenas había nada en los platos. ¡Vinieron con mucho apetito y sobre todo con ganas de aprender! 

Después darles una alegría a los peques cuando les entregamos una bolsa con una cantimplora y un cuaderno con pinturas, aprovechamos el momento para que pudieran conocer a “la jefa”. Rebeca González posó con todos los niños y sus orgullosos padres para una divertidísima foto para el recuerdo.

Gracias a esta estupenda iniciativa, el resto de la familia Roiback también pudo conocer la versión mini de sus compañeros de trabajo. Y esto no acaba aquí, porque en las próximas semanas todos nos reuniremos de nuevo otra vez con el resto de niños en la que será la segunda edición de RB Kids. ¡Nos vemos muy pronto! 

 

Ver todas las noticias